Dalca Macabra

Desde una caleta insular en el pacifico sur, rodeado de una paleta de tonos verdes, grises y marrones, con el infaltable mate como compañero, nacen las historias y se fabrican los sonidos que componen el espacio sonoro de Dalca Macabra, embarcación ruinosa y desvencijada que sirve de morada solemne, para que cada vispera de medianoche de domingo, se realice esta liturgia, está comunión sonora alrededor de un relato siniestro, macabro o misterioso como aquella danza que realizan las llamas de un buen fogón donde nuestros ancestros comenzaron esta noble tradición.

Dalca Macabra podcast

Tomar los mitos y leyendas que nos han transmitido generación tras generación para que su historia y tradición perduren con nuevos puntos de vista.

Esa es la propuesta de «Dalca Macabra», un podcast de ficción que toma como base el folclor chileno, los sonidos típicos de las diversas zonas del país y otros recursos sonoros que permitan al público situarse como un protagonista más de cada una de estas historias, manteniendo viva la cultura nacional a través de estos relatos o elementos tradicionales. De esta forma lograremos que sigan perdurado en nuestro inconsciente, actualizándose y recordándonos sobre aquella sabiduría desde la que nacieron. A final de cuentas, el podcast se convierte en una brújula que permita, a quien lo escuche, situarse en un lugar en medio de las aguas de la globalización y que le permita navegar de mejor forma en las aguas del constante sincretismo intercultural que, por la fuerza que toma a diario la digitalización, nos extravía fácilmente si no recordamos nuestras raíces.

Nuestro lenguaje es el misterio, suspenso y terror: todos ellos géneros clásicos ampliamente cultivados en Latinoamérica y que, como punto de partida, han tomado el sur de Chile —en especial desde el archipiélago de Chiloé y el extremo austral— como punto de partida debido a que es una zona con una mitología muy rica y fértil en lo referente al misterio y terror.

Los protagonistas sonoros

Luego de la grabación del relato, entran en escena nuestros nobles compañeros, ejecutores del espacio sonoro de Dalca Macabra, a ellos se les debe la lúgubre atmósfera del programa.

La dupla en un merecido descanso.
En el mate confiamos
En plena ejecución.